Clara Simón, miembro del equipo fundador de Diario Médico y con más de 10 años de experiencia en comunicación especializada en periodismo de salud, ciencia e investigación es un claro ejemplo del impacto del freelancing en un sector tan especializado como el farmacéutico.

La experiencia como llave en una carrera de éxito 

Con una gran trayectoria en el seguimiento de congresos nacionales, europeos e internacionales de las distintas especialidades médicas, búsqueda y selección de artículos científicos en las revistas de mayor impacto, Clara Simón ha logrado dejar su huella en gran número de los departamentos de comunicación de la industria farmacéutica. Por su experiencia, tanto corporativa como de producto, y destinando su trabajo a pacientes, consumidores y profesionales especializados, ha sido responsable del diseño e implementación de planes de comunicación con los que tras una carrera llena de proyectos apasionantes, ha conseguido varios premios periodísticos tanto nacionales como europeos. 

Tras la fundación de Diario Médico, todo un referente en el sector, y coordinar su sección de ciencia y medicina durante más de veinte años, la periodista creó su propia agencia dedicada al contenido de salud, un mundo al que, como confiesa, se dedicó por pura vocación familiar. “Llevo trabajando muchos años y sin duda lo mejor de mi trabajo es poder ayudar al paciente y aportar en su vida. Es algo muy gratificante” comenta Clara.

El salto al freelancing, una decisión importante.

“Es una forma de trabajo completamente diferente pero siempre he tenido buena capacidad de adaptación”, cuenta con una sonrisa en la cara mientras también asegura que algunas de las ventajas de este modelo de trabajo como la libertad y el “ser dueña de tu tiempo” son factores por los que merece la pena dar el salto, eso sí, la pasión por tu trabajo debe ser algo indiscutible asegura Clara “si sabes lo que te gusta hacer, lo positivo siempre supera a las dificultades”.

Clara ha colaborado con algunas de las empresas más importantes del sector farmacéutico como son Sanitas o ROCHE con quien, durante 18 meses, elaboró infografías (estáticas y animadas) sobre enfermedades, síntomas y tratamientos, así como artículos para su publicación en la página web de Roche Pacientes, en los que se incluía documentación y referencias a los estudios publicados en las principales revistas científicas para mejorar el posicionamiento de la misma y convertirla en la principal fuente de información fiable para pacientes, familiares y cuidadores. 

Los clientes que dan el paso siempre repiten

Clara lleva trabajando prácticamente desde el inicio de su carrera como experta freelance con varias empresas a las que a fidelizado gracias a la calidad de su trabajo, “finalmente se crea una relación. Si les gusta cómo trabajas se consigue crear una fidelidad”, asegura. 

Pero Roche y Sanitas no son los únicos clientes que prefieren colaborar con expertos freelance. Las empresas confían cada vez más en este tipo de talento ya que supone flexibilidad, personalización y relación directa con el cliente, con remuneraciones de hasta 20.000 euros por proyecto. “Puede haber algún cliente que no esté acostumbrado a este modelo de trabajo pero esto se combate y se demuestra con trabajo” confirma Clara. 

Para concluir, la periodista comenta que para ella su trabajo es una pasión, y cada proyecto, por mucha experiencia que se tenga, supone un nuevo reto en el que siempre hay que superarse.