Viendo tu listado de retos laborales superados, descubrirás que no suponen algo tan diferente de lo que es habitual al trabajar de freelancer. ¿La idea de renunciar a tu trabajo por cuenta ajena te tienta? No es algo ni tan utópico ni tan excéntrico como crees. Tampoco en tu sector.

Según el informe elaborado por Malt, Freelancing in Europe 2022, está cambiando el punto de vista para los roles tradicionalmente asumidos como no aptos para freelancers. En 2021, han aumentado un 63 % los profesionales freelance que son project managers o que se dedican al desarrollo de negocio y a la representación comercial. También las funciones de recursos humanos, financiero o legal han incrementado su oferta outsourcing.

Los perfiles más asociados al mundo digital, y al mercado freelance, siguen creciendo. El mismo informe señala un incremento del 27 % en quienes ofrecen sus servicios externos para los sectores de tecnología y datos; artes y diseño; y el marketing y la comunicación. Convertirse en freelancer requiere meditar y mucha determinación. Al menos, no eres la primera persona que salta a la piscina y, tú no te habías dado cuenta, pero ya llevas puesto el bañador.

Cosas de freelancers que ya sabes hacer

La adopción del teletrabajo ha acelerado el cambio hacia otra manera de funcionar en las empresas. Adaptarse habrá sido más o menos cómodo, pero en estos dos años sin acudir siempre a tu trabajo físico has conseguido:

  • Montar una oficina en casa.
  • Instalar y manejar multitud de herramientas digitales desconocidas.
  • Reunirte con tus compañeros y jefes en remoto.
  • Desde tu hogar, entregar tu trabajo según lo esperado.
  • Sacar adelante los proyectos de tu equipo.

Estas son cosas de freelancer que ya sabes hacer. No son diferentes de las que ejecutabas en la oficina. Para realizarlas fuera, solo se necesitaban las herramientas, la comunicación y la organización adecuadas. Así, tanto las empresas como los empleados se han acercado a lo que Malt define como el Nuevo Orden Laboral. En él, la posibilidad de elegir es la clave para crear un mercado del empleo de calidad para sus protagonistas.

woman looking at her computer

Cosas de freelancers que no conocías

¿Qué pinta tiene ese Nuevo Orden Laboral? Los datos del estudio de Malt sobre el sector dicen que el 89 % de los freelancers españoles lo son por elección propia. Solo el 12 % de ellos quiere volver a trabajar para una empresa. El 69 % siente seguridad ante el futuro; el 73 %, si hablamos del sector de tecnología y datos. Dedican una media de cuatro horas a la semana a formarse. Y si te preguntas cuál es su salario medio al día:

  • Consultoría de negocio: 446 €.
  • Project management y coach agile: 415 €.
  • Tecnología y datos: 311 €.
  • Artes y diseño: 217 €.
  • Márketing y comunicación: 200 €.
  • Administrativo y otros: 190 €.

¿Por qué quieren seguir siendo freelancers quienes han dado el paso?

Las cinco motivaciones de los freelancers españoles para no abandonar esta opción son la independencia; la flexibilidad de horarios; elegir el lugar de trabajo; escoger a los clientes y los proyectos; y vivir de acuerdo con sus valores personales. «Elegir» es el verbo favorito de los freelancers.

¿Por qué querría una empresa contratar a un freelancer?

La respuesta se puede concluir del mismo estudio de Malt y de los datos del informe Cifras Pyme de febrero de 2022, elaborado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo español.

  1. El 98,94 % de las compañías españolas tienen menos de 50 empleados. Son pequeñas empresas.
  2. La innovación y la adaptación a los cambios en sus sectores son clave para su supervivencia.
  3. El valor de una habilidad laboral disminuye un 50% cada cinco años.
  4. El tamaño reducido de las plantillas de las pequeñas empresas las empuja a buscar fuera el talento específico del que no disponen dentro.
  5. El perfil medio de un freelancer en España es una persona con nueve años de experiencia como asalariado, que dedica cuatro horas a la semana a formarse.

Los freelancers son un poderosísimo recurso para que las pequeñas empresas puedan acceder a la innovación. Incluso las grandes compañías recurren a ellos en momentos de necesidad.

Tips para convertirse en freelancer con seguridad

Hay mercado para trabajar por tu propia cuenta, pero necesitas un plan para que las cosas salgan bien.

1. Decide qué servicios vas a ofrecer

Analiza tus habilidades y tu experiencia para identificar en dónde puedes aportar valor. Te será útil hacer el ejercicio de preguntar a tu círculo cercano cuáles son tus puntos fuertes y en cuáles tienes margen para mejorar. Verás que eres capaz de ofrecer más de lo que crees; o que algo de formación extra podría fortalecerte todavía más.

2. Prepara tu salida antes de convertirte en freelancer

Antes de dejar tu trabajo y hacerte freelancer, lo ideal es tomarte unos meses para prepararte. Ahorra un colchón de dinero para mantenerte al menos medio año desde que te vayas. Calcula los ingresos que necesitarás en el futuro y los gastos que deberás cubrir.

Haz lo posible para que tu salida de la empresa sea amistosa. Tu círculo profesional se mantendrá abierto a tus propuestas y tu red de networking seguirá intacta. Tu exempresa podría ser tu primer cliente.

3. Construye tu marca

No solo se trata de tener un logo y una web adecuada para tus objetivos. Piensa en los proyectos en los que quieres implicarte. Valora tu trabajo y establece unas tarifas justas. Los clientes que quieren pagar poco suelen ser problemáticos. Intenta asentar tu marca en el nivel que deseas y construye un networking satisfactorio para ambas partes.

4. Apóyate en las herramientas digitales

Existen multitud de instrumentos que facilitarán tu trabajo freelance. Además de las indispensables para ejecutar tus proyectos, valora utilizar herramientas para los siguientes casos::

  • De comunicación y marketing: redes sociales, SEO, SEM, newsletters, para darte a conocer y contactar con tu público objetivo.
  • De análisis: para comprobar tus resultados y respaldar tus propuestas.
  • Servicios para freelancers, como Malt: para encontrar y proponer proyectos con seguridad y evitar los temidos impagos.
  • Servicios para gestionar tu contabilidad y tus obligaciones con Hacienda.

Te permitirán tener una vida como freelancer más ordenada y saludable. Apóyate en las herramientas digitales para conseguirlo.

5. Controla tus obligaciones legales

Para emitir facturas regularmente y empezar a cobrar por tu trabajo freelance, necesitas comunicarlo a Hacienda y a la Tesorería General de la Seguridad Social. Puedes hacerlo por tu cuenta, por ejemplo, con certificado digital, aunque recurrir a un PAE (Punto de Atención al Emprendedor) público de tu comunidad autónoma debería facilitarte las cosas. También está la opción de pagar a una gestoría física u online para que se encargue de ello.

  • En Hacienda necesitas darte de alta con el modelo 036 o 037 antes de empezar. Tendrás que elegir el epígrafe de la actividad económica (IAE) a la que te dedicarás.
  • Si vas a tener clientes o proveedores europeos, en el mismo trámite solicitarás darte de alta en el ROI (Registro de Operadores Intracomunitarios).
  • En los 30 días siguientes, deberás inscribirte en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), con el modelo TA 0521. Aquí definirás tu base y tus coberturas de cotización.
  • Presta atención a tus obligaciones fiscales trimestrales y anuales. Tendrás que declarar en la Agencia Tributaria el IVA y el IRPF reflejados en tus facturas.

6. Benefíciate de las bonificaciones para autónomos

Existen varias bonificaciones de la Seguridad Social que pueden mejorar tu vida freelance. La más popular es la Tarifa Plana de 60 € en el pago de la cuota mensual de la Seguridad Social durante tu primer año de freelancer. A partir del segundo año, se establecen unos tramos reducidos, que van del 50 % de la cuota en los primeros seis meses, hasta el 30 % en los seis últimos. Es una buena idea informarse de qué ventajas puedes obtener tú concretamente como autónomo. Te destacamos estos ejemplos:

  • La tarifa plana mencionada.
  • Tarifa plana para menores de 30 años o mujeres menores de 35.
  • Bonificaciones para autónomas por maternidad.
  • Bonificaciones para parados.
  • Tarifa plana para autónomos con discapacidad igual o superior al 33%, víctimas de violencia de género y terrorismo.

Además, las comunidades autónomas tienen sus propias bonificaciones extra.

7. Dos consejos para prepararte como freelancer con Malt

Antes de dar el salto, inspecciona el terreno creando tu perfil en Malt. Observa el tipo de proyectos que buscan las empresas y lo que tú puedes ofrecerles.

  1. No es necesario escribir tu nombre completo en tu perfil si no quieres ser visible del todo aún. Puedes escribir solo tu nombre y la inicial de tu apellido. Malt tiene una funcionalidad que te permitirá mantenerte semianómimo si lo necesitas.
  2. Señala que no estarás disponible hasta una fecha específica. Un mes antes, Malt comenzará a mostrar tu perfil en las búsquedas.

Si quieres elegir en qué, con quién, cómo, dónde y cuándo vas a trabajar, únete al Nuevo Orden Laboral y crea tu perfil en Malt.