Laurent Carrie dirige la Tech Factory de L’Oreal, una unidad que se desarrolla dentro del departamento global de TI de la organización. Su principal misión consiste en desplegar plataformas y soluciones tecnológicas para todos los proyectos digitales de L’Oreal, con el objetivo de hacer avanzar la estrategia tecnológica de belleza del grupo. En resumen: la Tech Factory es la intersección de la creatividad y la innovación en L’Oreal.

Crear, revolucionar, resolver, inventar y reinventar… las fuerzas motrices de los esfuerzos de la empresa para alcanzar sus grandes ambiciones digitales, con la ayuda de expertos independientes.

Nos sentamos con Laurent para que nos cuente su opinión sobre cómo es la gran colaboración con los freelances en el mundo de la tecnología.

¡Hola Laurent! Como antecedente, ¿Podrías presentarnos los principales retos a los que te enfrentas hoy en día como responsable de la Tech Factory de L’Oréal?

En primer lugar: ¡La escasez de expertos cualificados! En efecto, nos enfrentamos a grandes dificultades para encontrar el talento adecuado en el momento oportuno. Este es un problema clave para nosotros, sobre todo cuando intentamos abordar nuestro segundo reto: realizar proyectos con éxito en un mundo que se acelera cada día.

En tercer lugar, existe un claro reto de adaptación al nuevo modelo de trabajo híbrido. Hoy en día, nuestros equipos deben formarse en cómo trabajar con los nuevos métodos de trabajo Agile y Devops.

Cuando se trata de reclutar talento, ¿Cuáles son los retos que hay que superar?

Como ya he mencionado, hoy en día hay una verdadera escasez de talento en el mercado, y eso es una realidad no solo en Francia, sino también en toda Europa y en el mundo. Al ser un grupo internacional, L’Oréal es muy consciente de este reto. Nos enfrentamos a las mismas dificultades en Francia que en el extranjero.

En pocas palabras: nos cuesta mucho encontrar el talento adecuado, ya sea con contrato fijo o como freelances.

Hay presión en todos los tipos de contratación en el mercado tecnológico, y especialmente en ciertas áreas de especialización en torno a Cloud, Devops o el campo de la ciencia de datos, por ejemplo.

 ¿Qué estrategia has puesto en marcha para satisfacer tus necesidades de contratación?

Dentro de L’Oréal, hemos establecido una serie de estrategias de contratación para atraer tanto a los empleados de contrato fijo, como a los freelances. Creemos que hay un lugar importante para los autónomoss y la necesidad de estructurarnos para ofrecer proyectos interesantes a expertos externos.

Hemos establecido una estrategia a largo plazo que nos ayuda a planificar y mantener las relaciones con nuestros principales socios y proveedores. Esto ha incluido la creación de un grupo de socios expertos capaces de satisfacer nuestras necesidades y apoyarnos en nuestra visión.

 ¿Desde cuándo confías en los freelances? ¿Y en qué contextos?

Llevamos unos cuantos años trabajando con freelances, pero las razones por las que recurrimos a ellos han cambiado mucho. Con la aparición de marketplaces como Malt, en los que podemos conectar con los expertos adecuados, el proceso de contratación se ha acelerado considerablemente. Nos ha permitido ser mucho más receptivos.

La mayoría de las veces, recurrimos a los freelances cuando necesitamos crear rápidamente un equipo para un proyecto estratégico específico. Sin embargo, también podemos trabajar con freelances cuando necesitamos conocimientos especializados para proyectos a corto plazo.

Bajo tu punto de vista, ¿Qué aportan los freelances?

En primer lugar, los freelances aportan habilidades de las que carecemos internamente en un determinado proyecto o tecnología. También aportan una perspectiva externa y fresca sobre nuestros problemas internos y las necesidades de los clientes.

A menudo vemos cómo los freelances aprovechan sus experiencias previas para ofrecer soluciones innovadoras a nuestros equipos.

¿Podrías compartir cómo se desarrollan generalmente las cosas para ti entre la búsqueda de un autónomo y el comienzo de un proyecto determinado?

Suelen pasar algunas semanas entre la identificación de una necesidad concreta y la llegada de un autónomo. La mayor parte de las veces, lo más difícil de este proceso es formular claramente nuestras necesidades para que la contratación se realice sin problemas. Cuando la necesidad está clara, generalmente podemos encontrar un freelances muy rápidamente a través de marketplaces como Malt.

El proyecto comienza unos días después de encontrar al autónomo, para dejar tiempo a que se completen los procesos internos y los requisitos de entrega.

En general, ahora somos capaces de encontrar los perfiles adecuados muy rápidamente, y el tiempo entre la búsqueda de un freelances y el inicio de un proyecto es 4 o 5 veces más corto que antes.

¿Cuáles son tus estrategias para atraer y retener a los mejores freelances?

Para atraer y retener a los mejores freelances, recurrimos a marketplaces como Malt para que nos proporcionen acceso a un «pool» de perfiles tecnológicos expertos que puedan responder regularmente a nuestras necesidades y desafíos.

También somos muy cuidadosos con los proyectos que anunciamos, ya que queremos maximizar el valor añadido tanto para el freelances como para L’Oreal. Ambas partes deben ganar en esta colaboración.

Hoy en día se habla mucho de equipos «mixtos» o «combinados» que combinan talento externo con empleados… ¿Qué opinas de este nuevo modelo de trabajo?

Es cierto que integrar a los freelances en un equipo (que puede estar compuesto por múltiples grupos de personas) requiere desarrollar nuevas formas de trabajo. Además, la pandemia del COVID-19 y el auge del trabajo a distancia también nos han empujado a adaptar la forma en que nos organizamos.

Creo que hay que experimentar un verdadero cambio cultural… Pero, sobre todo, la tarea más importante es definir claramente el papel de cada uno.

Aplicando métodos ágiles (backlogs bien definidos, sprints, etc.), creo que la integración de los freelances en los equipos puede hacerse de forma muy natural.

 

¿Tienes algún ejemplo para compartir con nosotros de un proyecto exitoso en L’Oreal que haya sido llevado a cabo por un equipo «mixto»?

Recientemente, hemos tenido un ejemplo perfecto del trabajo colaborativo que se puede realizar con un freelances, y del valor añadido de su trabajo: llamamos a un experto en móviles, a través de Malt, para un proyecto de desarrollo móvil.

Este encargo específico, que se realizó de forma realmente colaborativa con los equipos internos, nos permitió entregar el proyecto en pocas semanas. Antes, nunca habríamos podido realizar este trabajo en tan poco tiempo, ya que carecíamos de las competencias necesarias en la empresa.

¿Cuáles crees que son los componentes clave para una colaboración exitosa entre freelances y empleados?

Para que un proyecto vaya bien, y para que la colaboración entre los empleados y los freelances sea eficaz, creo que el componente más importante es hablar el mismo «idioma».

Los principios en los que se basan los métodos Agile y Devops son muy valiosos, ya que permiten a los equipos y a los freelances tener los mismos rituales y procesos de trabajo, como los sprints, los backlogs, las reuniones standup… Estos métodos nos permiten integrar rápidamente a expertos externos que no forman parte del grupo L’Oreal.

Esto significa que los freelances se sienten rápidamente parte del equipo, ya que son conscientes de las señales y rituales que se utilizan internamente.

¿Cómo ayuda trabajar con un socio como Malt a la hora de facilitar tu trabajo con los freelances?

Un Marketplace como Malt, que ofrece un amplio abanico de trabajadores freelances cualificados, nos permite ser mucho más eficaces y ágiles.

Un gran grupo como L’Oréal siempre tiene muchos proyectos en marcha. Esas necesidades varían en función de lo que ocurra a nivel global o a nivel de los distintos departamentos y subequipos.

Por eso es esencial para nosotros poder reaccionar rápidamente. Nos permite encontrar rápidamente a los expertos adecuados, pero también integrarlos más fácilmente en nuestros procesos de compra y contratación.

banner_CIOebook2_es

¿Cuáles son las tres principales ventajas de utilizar el marketplace de Malt?

La primera ventaja es claramente tener acceso, a través del mercado de Malt, a una amplia gama de freelances cualificados.

La segunda ventaja es poder beneficiarse de un apoyo personalizado durante las etapas de búsqueda y selección, para encontrar al mejor experto para un proyecto específico.

Por último, también percibimos que los propios freelances cuentan con el apoyo de Malt para llevar a cabo sus proyectos con éxito, lo que hace que sean operativos mucho más rápidamente.

¿Cuál es tu visión del futuro en lo que respecta a la forma de colaboración entre freelances y empresas?

Creo que cada vez más empresas confiarán en la creciente reserva de talento freelances… ¡Precisamente porque ofrece mayor agilidad y rapidez!

Está claro que también conlleva retos, como hemos visto, pero es una estrategia clara para responder a la escasez de talento a la que se enfrentan las grandes empresas.

En el futuro, ¿Cómo podemos mejorar la colaboración entre freelances y empresas?

En mis equipos, nos centramos sobre todo en el periodo de onboarding, que debe desarrollarse más para colaborar mejor con los freelances. Es un periodo clave (sobre todo en el caso del trabajo a distancia) para que el autónomo sea operativo más rápidamente y se ponga en marcha en el proyecto.

También creo, como te decía antes, que es fundamental trabajar en la comunicación de la cultura de la organización, con todos los rituales y claves fundamentales que conlleva nuestra forma de trabajar. Es decir, trabajar con los métodos Agile y Devops que están ampliamente adoptados en el mundo de la tecnología. Está claro que al compartir el mismo «lenguaje» los freelances son capaces de integrarse mejor en un equipo.

¿Cuál es tu próximo reto?

En cuanto a la colaboración con los freelances, el siguiente reto en el que pienso es sin duda: ¡La diversidad!

Nos gustaría poder contratar a una gama de expertos mucho más diversa; poder recurrir a una reserva de talento mucho más inclusiva. Por decirlo de otro modo: ¡Las mujeres y las personas no blancas están desgraciadamente menos representadas en la tecnología!

Es un reto con el que estamos muy comprometidos dentro de la comunidad de L’Oreal, y espero que las cosas cambien a mejor en este sentido en el futuro.

Descarga la guia